La inversión en asegurar la universidad de sus hijos es una excelente opción en estos momentos.

Según Fasecolda en Colombia una de las ventajas de los seguros educativos es que, a parte de garantizar los estudios cuando las condiciones económicas de las familias cambien, los padres no se exponen a los incrementos de los costos en la educación que posiblemente no había calculado. De acuerdo con los resultados de la industria aseguradora entre marzo de 2009 y el mismo mes de 2010 la emisión de primas de estos seguros aumentó 30%, lo que muestra la importancia.

Ante la poca rentabilidad y alta volatilidad que presentan en la actualidad la mayoría de las alternativas tradicionales de inversión como acciones y renta fija, las personas tratan de optar por inversiones con rendimientos garantizados o muy seguras. Además, es probable que ante el deterioro del mercado laboral las personas recuerden que una buena educación es el mejor seguro contra el desempleo y que por tanto deben garantizar la educación de sus hijos.