Maneras para ahorrar para la Universidad

Una vez que haya decidido que la prioridad financiera para su familia es ahorrar para la educación universitaria de su hijo, el paso siguiente es elaborar un plan para hacerlo realidad.

Examine su presupuesto. Si nunca antes ha planeado su presupuesto, es el momento de comenzar.

Es mucho más probable que acumule una cantidad de ahorro significativa para la educación universitaria de su hijo si mantiene una disciplina. En lugar de esperar al momento en el que tenga “un poco más de dinero”, tómese el hábito de ahorrar aunque sea $100.000 pesos por mes y colóquelos en un ahorro para la universidad. El enorme beneficio de acumular sus ahorros de manera automática es que ganará intereses que se incrementarán (crecerán a una tasa mayor), asegurándole así que tendrá aun más dinero para los costos universitarios de sus hijos.

Deposite toda bonificacion “extra”. Cuando usted o su cónyuge reciban un ingreso inesperado, como una gratificación por su trabajo, una comisión extra o un reintegro del impuesto a la renta, considere depositar esa suma para la educación universitaria de sus hijos.

Logre que los abuelos se involucren. Incentive a los abuelos de sus hijos y a otros familiares interesados para que hagan una donación, vera que se va incrementando sus ahorros en forma progresiva.